DE CO2 A BIOCHAR

Las plantas trabajan todo el día para crecer capturando carbono del aire. Con Biochar lo removemos y enterramos para que nunca más regrese al aire.

Si consideramos una planta de maíz, que crece en la temporada y rinde fruto en la cosecha, al final de su vida solo se aprovecho su fruto, específicamente los granos de maíz. ¿Qué pasa con el resto de la planta? Normalmente, se quema, regresando el carbono inmediatamente a la atmósfera, o se deja descomponer, regresando el carbono mas lento, pero igual regresándolo. Cada célula de la planta es un depósito de carbono a muy corto plazo en agricultura.

Si nosotros tomamos estos residuos agrícolas, y los procesamos en Tierra Prieta con pirólisis controlada y sustentable, podemos lograr que el carbono se transforme en un polvo negro muy resistente a la descomposición, el BIOCHAR. Este polvo negro, al plantarse en la tierra, es muy difícil que regrese a la atmósfera, con proyecciones de cientos a miles de años. 

En Tierra Prieta, ademas de ofrecer un Biochar de alta calidad que mejora la calidad de las plantas y ahorros en agua y fertilizante, también capturamos carbono en la tierra. Estamos en proceso de certificar nuestros créditos de carbono y ofrecerlos en mercados internacionales. 

Próximamente a la venta; créditos de carbono.

Windmills on green field_edited.jpg